Cámara Argentina de la Industria del Juguete

A 10 días de la Navidad, los juegos y juguetes tuvieron un incremento interanual del 40%, con precios desde $250. La Cámara Argentina de la Industria del Juguete registra una recuperación en el nivel de actividad del sector y un crecimiento de la demanda. La entidad recomienda adelantar las compras para evitar aglomeraciones.

Las ventas del sector juguetero en Argentina se activan en tres fechas claves que concentran alrededor del 95% del total del año: (i) Día del Niño, (ii) Navidad y (iii) Reyes. “Tras los desempeños de las temporadas pasadas de Reyes (+2% en unidades) y Día del Niño (+1%), las expectativas están puestas en esta Navidad” manifestó el Presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete, Emmanuel Poletto. “Es un año difícil, pero tenemos buenas expectativas porque las familias priorizan el gasto para los más pequeños. El juguete tiene una fortaleza: es el último regalo que se priva”, señaló Poletto.

En el período registrado en los meses de septiembre a noviembre, promediamos un aumento interanual del 20% en unidades entregadas. Estimamos que mucha gente se va a quedar en sus hogares en estas fiestas, lo cual va a repercutir favorablemente en el consumo de juegos y juguetes. Mucha gente está anticipando las compras para evitar las clásicas aglomeraciones de último momento en los comercios.

Las estadísticas de la CAIJ indican que el 70% de las transacciones en jugueterías se realizan actualmente con tarjeta de crédito. El consumidor está aprovechando las cuotas del Programa Ahora 12 que renovó la Secretaría de Comercio Interior de la Nación. Emmanuel Poletto destacó que se está dinamizando la venta de juguetes de producción nacional con las tasas competitivas que ofrece el programa Ahora 12, sobre todo para los juegos de mayor valor como toboganes, hamacas, triciclos, andadores, entre otros.

Este año tan singular, sirvió para que ir normalizando el mercado que venía con un excedente de stocks de productos importados tras haberse duplicado los volúmenes de juguetes del exterior en los años 2016 a 2019 en contexto recesivo.

La Industria Argentina del Juguete, integrada por 180 fabricantes, pudo sortear este inédito año originado por la pandemia principalmente por las medidas impulsadas por el Gobierno Nacional y de la Provincia de Buenos Aires como el Programa de Apoyo al Trabajo y la Producción (ATP), el Programa ArriBA PyMEs, los Créditos al 24% para el pago de sueldos, las facilidades respecto a las contribuciones patronales y la moratoria impositiva. Muchas empresas pudieron acceder a estos beneficios y a las líneas de crédito a tasa subsidiada con garantía del FOGAR.

Si bien se presenta un escenario favorable para la recuperación de la industria del juguete por el encarecimiento de los productos importados al haber aumentado significativamente los fletes desde Asia debido a la pandemia, el sector continúa preocupado por las dificultades en el abastecimiento de materias primas. “Actualmente tenemos en la industria del juguete un promedio del 65% de capacidad productiva utilizada, este porcentaje podría crecer cuando se normalice el abastecimiento de insumos y materias primas.”

TENDENCIAS

Para Emmanuel Poletto, los rubros que protagonizan las compras navideñas de este año seguirán siendo los juegos de mesa pero también los juguetes de aire libre como andadores, monopatines, pelotas, inflables, monopatines, barrenadores, lanza aguas y artículos para jugar en la arena como autitos y camiones. Hoy podemos encontrar juegos y juguetes para todos los bolsillos y los de industria nacional, parten de $200 a $250 pesos como las masas de modelar o el slime.

Asimismo, los juegos y juguetes de primera infancia hasta los tres años explican el 40% de las ventas así también como las masas para modelar, los rompecabezas y los camiones volcadores son una excelente opción para regalar, con precios muy accesibles.

Otra de las categorías que siempre tienen buena demanda son los muñecos y bebotes, lo que favorece a la industria argentina porque se especializa en la fabricación este segmento.

Además, el presidente de la CAIJ destaca la importancia de los juegos de mesa porque ayudaron a transitar la cuarentena en familia así como los juegos de ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemática. Estos juegos y juguetes contribuyen al desarrollo de los niños y niñas estimulándolos a construir, resolver problemas, a usar la tecnología con fines educativos y ayudan a razonar a través de desafíos. Uno de los juegos de cartas que más se venden son el famoso juego “Uno” y “Dos” fabricados en Argentina con licencia de Mattel.